El innovador sistema 48V de Audi elimina el balanceo de la carrocería en el SQ7

¡Hola a todos y bienvenidos! En este artículo, analizaremos cómo Audi ha podido eliminar eficazmente el balanceo de la carrocería en su SQ7 mediante el uso de dos barras estabilizadoras electrónicas. Estas barras estabilizadoras electrónicas, también conocidas como barras estabilizadoras, pueden variar la rigidez de la barra antivuelco mediante control electrónico, lo que les otorga una ventaja única sobre las barras estabilizadoras tradicionales.

Ventajas de las barras estabilizadoras electrónicas

Mientras que otras empresas han implementado barras estabilizadoras electrónicas en sus vehículos, lo que distingue al sistema de Audi es la incorporación a un sistema de 48 voltios. Esto significa que el sistema es más potente y ofrece un rango de control más amplio.

Cómo funciona

Imagina que estás doblando una esquina y el centro de gravedad del coche hace que la carrocería se incline hacia un lado. El motor eléctrico en el sistema de barra estabilizadora proporciona un par que funciona a través de una reducción de engranajes con una relación de aproximadamente 201:1. Esto genera una cantidad significativa de multiplicación de torque, alrededor de 1200 Newton metros o 900 libras-pie, perfecto para controlar el balanceo de la carrocería en un SUV grande.

Cuando el coche gira en la esquina y la carrocería empieza a inclinarse, la barra estabilizadora contrarresta este movimiento. El motor eléctrico gira la barra estabilizadora, que está conectada a los brazos de control, lo que le permite empujar hacia abajo por un lado y empujar o tirar hacia arriba por el otro lado. Esta acción ayuda a aplanar el vehículo, evitando un balanceo excesivo de la carrocería en las curvas.

Ajustes en tiempo real

Una de las características más destacables de este sistema es la capacidad de cambiar las características de subviraje y sobreviraje del coche en tiempo real. Al modificar la rigidez de las barras estabilizadoras en los ejes delantero y trasero, puede redistribuir la transferencia de carga y ajustar el equilibrio del vehículo a medida que gira en la esquina.

Si tiene una barra estabilizadora delantera rígida, experimentará subviraje, donde los neumáticos delanteros pierden agarre y el automóvil tiende a empujar hacia adelante. Por otro lado, una barra estabilizadora trasera rígida provocará un sobreviraje, lo que provocará que la parte trasera del automóvil se deslice hacia afuera. Al realizar ajustes en la rigidez de cada barra estabilizadora, puede lograr un equilibrio de manejo neutral, lo que permite máxima velocidad y previsibilidad al tomar curvas.

Conclusión

Gracias por tomarse el tiempo de leer acerca de cómo Audi elimina el balanceo de la carrocería en el SQ7 a través de su innovador sistema de barra estabilizadora electrónica.

Por favor síguenos y suscríbete:

Autor

  • Manuel Mascus

    Soy un ingeniero y periodista con una amplia experiencia en ambos campos, y aquí, en mi sitio web, encontrarás una variedad de artículos y análisis rigurosos que buscan fomentar la comprensión y el entusiasmo por estas disciplinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad